viernes, 22 de junio de 2018



Magda Labarga

¿QUÉ HAGO YO AQUÍ?


Si me preguntan qué hago cada martes con los artistas y las artistas de Debajo del sombrero no puedo sino decir que estoy aprendiendo a dibujar.
Estas son algunas notas y algunos dibujos de un tiempo que me regalo.

5 de dic. 2017
Dice Lola, “a veces no te veo, estás como infiltrada”. Me gusta eso, estar infiltrada.

12 de dic.
Después de comer una manzana, Mario se ha probado su vestuario, impresionante, de súper héroe andrógino. Lola y Charo le visten, como a un torero.
¿Qué es lo que me fascina de lo que hacen? No hay una sola respuesta: la ausencia de censura, el respeto a sus obsesiones, la entrega…

16 de enero 2018
Hoy, mientras miro a Andrés y Miguel dibujar, me maravilla el misterio de la creación. Entran en lo que me parece un trance y veo algo que no se entiende con la razón. O mejor, algo que toca, que emociona, que no se sabe de dónde sale o qué es. Nace de la necesidad, pienso. Miguel, por ejemplo, dibuja lo que desea.

30 de enero de 2018
¿Y que hago yo aquí? ¿A quién escucho? ¿A ellos, a ellas, a mí? Hay días que me cuesta entrar en
este mundo raro y bello. Mi mano tarda en encontrar el modo de hacer, en encontrar el propio gesto, el movimiento que me permite dibujar con alegría, libertad, y reproducir lo que veo.
Alberto deambula. Hoy no encuentra su lugar. Sin embargo hay sitio. ¿Qué estará buscando?
Mientras, Andrés dibuja sus espléndidos mapas y Miguel Ángel, sus criaturas. Los dos en caballete.
Los cuerpos pegadísimos al dibujo que hacen.

13 de marzo de 2018
Lola trabaja con Miguel, le dice “no insistas en lo que ya está hecho”, dice que la acuarela se trabaja así. Pienso de repente que no solo la acuarela. Haces algo, aprendes, y lo dejas o haces variaciones, exploras, pero no insistes en lo que ya está hecho. No lo sobas. Porque como pasa con la acuarela, si lo sobas demasiado, hace pelotillas.

20 de marzo de 2018
Entra Luismi diciendo “Me voy a casa con Blanca y voy a comer perdices ¿o no?”

10 de abril de 2018
Egea dice que ha perdido la crisálida. Busca al tío de la crisálida, dice.
Llegué aquí pensando que quería trabajar con personas con discapacidad desde lo que ellas quisieran contar, desde sus planteamientos, desde sus mundos. Han pasado meses y no sé qué hago.
Dibujo con ellas y escucho. Cada vez más siento que lo importante no es lo que yo pueda hacer con ellas, sino lo que me hacen a mí, lo que hacen conmigo por el simple hecho de estar junto a ellas, intentando hacer lo que hacen y escuchar. Estamos en abril, ¿qué podría contar de lo que he descubierto? Solo podría mostrar mis dibujos y anotaciones sueltas de lo que dicen y lo que a ratos pienso. Y ya que lo que me hacen es lo importante, ¿qué me hacen? Pues no lo sé. No puedo ponerlo en palabras. Solo sé que me ponen a dibujar. Cada día llego y pienso que no voy a poder.
Pero dibujo. Y al final siempre hay algo. Regreso a casa relajada y contenta. Yo quería hacer algo con los artistas y las artistas de Debajo del sombrero y lo que pasa es que son ellos, son ellas, quienes hacen algo conmigo.







lunes, 18 de junio de 2018

Artista invitado: Oscar Vautherin

Casi al término del curso recibimos la visita del escultor Oscar Vautherin.

Oscar es artista plástico. En palabras suyas, “Trabajo habitualmente con soportes como la instalación, la escultura y el video. La naturaleza de mi trabajo responde esencialmente a lo que vivo. Y se traduce en un profundo compromiso con mi tiempo y esta sociedad.
He tenido ocasión de viajar con frecuencia a países subsaharianos y esto me ha llevado a descubrir el inmenso valor que reposa en cada inmigrante que llega, como embajador de una cultura diferente a la mía.
Estos viajes me han descubierto un gran abanico de elementos inspiradores y entre estos, el universo de las máscaras de teatro maliense Sogo-Bo, que representan  un imaginario de animales inventados, multicolores, geométricos y “mágicos”. De los que me he servido como referente para reinterpretarlos en cartón y proponerlos como recurso para explorar valores humanos lejos de prejuicios, raciales, de clase o de género. Bajo la máscara de un impala, uno no es blanco, ni negro, ni hombre o mujer…




Instalación a partir de una talla en madera.


Oscar llegó al taller con una propuesta de trabajo basada en máscaras tradicionales del teatro “Sogo” de Mali. Según nos contó, se trata de un festival que se celebra una vez cada veinte o cuarenta años, en el que los participantes visten máscaras rituales fabricadas por ellos mismos.
 Nos mostró algunos ejemplos de una tremenda belleza plástica.




Celebrantes en una de las reuniones del teatro sogo


Oscar durante una de sus explicaciones previas al inicio de la elaboración de las máscaras.


Proceso de elaboración de los prototipos que trajo Oscar con sigo.
















http://www.ovautherin.com/